6 razones para tomar un curso preparatorio del ASVAB

Escrito por Fernando Cardona & Eloísa Thomas

¡Bien! has decidido iniciar el proceso de enlistamiento militar. Ahora, te preguntas si realmente vale la pena tomar un curso preparatorio del ASVAB. Como seguramente sabes, existen diferentes estándares de aptitud para el ingreso en cada rama de servicio. En cada fuerza, los resultados del ASVAB determinan a qué trabajos puedes aspirar.

Además del rendimiento en el ASVAB, el proceso de enlistamiento exige aprobar un examen físico y cumplir con ciertos límites de peso. Si bien es perfectamente posible prepararse uno mismo y obtener la puntuación deseada, existen muchas ventajas al buscar ayuda extra. Hoy, te daremos 7 razones para tomar un curso preparatorio del ASVAB.

1.     Mejorar tu puntaje

El propósito de un buen curso preparatorio es ayudar a los estudiantes a ayudarse a sí mismos, mejorando su oportunidad de obtener un mejor puntaje. Esto se logra al guiarlos para que sean independientes y exitosos en su aprendizaje. Un buen tutor entiende cuáles secciones suelen presentar dificultades y se concentrará en ellas.

Como estudiante, debes comprometerte a implementar lo aprendido para garantizar tu éxito. Puedes pensar que el curso preparatorio del ASVAB es como un mapa de ruta que te guiará en el camino hacia tu ingreso en las fuerzas armadas. Este mapa te ayudara cuando más lo necesites.

El puntaje de Calificación de las Fuerzas Armadas (AFQT) se deriva de cuatro de las nueve subpruebas de la ASVAB: Comprensión de párrafos (PC), Conocimiento de palabras (WK), Conocimiento de matemáticas (MK) y Razonamiento aritmético (AR)”

2.     Podrías ampliar tus opciones de MOS

En las Fuerzas Armadas, luego del entrenamiento básico, los reclutas reciben instrucción académica formal o capacitación técnica en un área de trabajo. De hecho, existen más de 150 diferentes trabajos o Especialidades Profesionales Militares (MOS de sus siglas en inglés) en las Fuerzas Armadas.

Para ser elegible en tu especialidad deseada debes cumplirse varios factores. El primer factor decisivo es la necesidad que tenga la fuerza en esta área específica. También tomaran en cuenta tu calificación física, además de tu capacidad y aptitud para desempeñar tu especialidad. Tu aptitud es estimada por tu reclutador (por el puntaje AFQT) a partir de la puntuación obtenida en el ASVAB. Así, el puntaje del AFQT es el que define si puedes acceder a las opciones de especialidad y se base en solo 4 subpruebas del ASVAB. Si tu puntaje AFQT es demasiado bajo, no podrás ni siquiera entrar con el rango más bajo. Por el contrario, un buen puntaje AFQT te dará la opción de entrar en el MOS que desees. Así, el primer paso para entrar a la carrera de tus sueños es alcanzar un mejor puntaje en el ASVAB.

3.     Encontrar material de estudio adecuado al ASVAB

Lo mejor de los cursos preparatorios es que puedes acceder a contenido extra basado en el examen ASVAB. Esto te permite optimizar tu tiempo de estudio y solo repasar el contenido necesario para el test.

Suele suceder que con algunos temas, como matemáticas, hay mucho material adaptado a otras pruebas como los SAT. Aunque los temas son similares, estas otras pruebas exigen conocimiento más complejo y al estudiar ese material perderás tiempo que podrías invertir en contenido especifico del examen ASVAB.

Para saber si un prep course del ASVAB es el correcto para ti, averigua su tasa de éxito: es la mejor forma de saber si los materiales y técnicas de estudio son efectivas. Por otra parte, en un curso podrás conectar con otros aspirantes intentando mejorar sus puntajes. Este grupo de apoyo hará más fácil conseguir la motivación para estudiar aun cuando no tengas mucho tiempo.

4. Tener Explicaciones Simplificadas Sobre Temas Difíciles

Aunque estudiar solo puede ser muy útil, un buen prep course del ASVAB hará mas fácil resolver los problemas mas difíciles. Además de presentar explicaciones simplificadas, mostrara varias formas de resolver el mismo problema. Esto es muy útil ya que muchas veces los libros de texto solo presentan una única solución. Tener una segunda opción te permitirá optimizar tu tiempo el día del examen.

5. Optimizar tu tiempo

Si nunca has presentado el ASVAB, puede que el día del examen no te alcance el tiempo. ¡No te preocupes! Durante el prep course tendrás acceso a trucos y consejos para optimizar el tiempo. Así, sabrás en que aspectos debes concentrarte mientras haces la prueba y no perderás minutos valiosos en las secciones menos importantes. Muchas veces, ese tiempo puede ser la diferencia entre un puntaje mediocre y el que necesitas para acceder a la especialización de tus sueños.

6.     Irás más tranquilo al examen

Aunque es natural sentir nervios antes de enfrentarse a un examen, a veces estos nervios nos pueden jugar una mala pasada. De hecho, muchos estudiantes sufren de miedo a los exámenes y este sentimiento va en aumento en los últimos tiempos. Es posible que la presión de aprobar y el miedo al fracaso sean tan altos que algunos estudiantes abandonen sus sueños.

Ganar confianza es una de las mejores razones para tomar un curso preparatorio del ASVAB. En un curso, el acompañamiento del tutor hace más fácil empezar poco a poco a afrontar situaciones temidas. Este proceso permite al estudiante desarrollar confianza en sí mismo. La clave está en ponerse retos asumibles y superarlos a tu ritmo.

Y tú, ¿quieres aumentar tus probabilidades de éxito en el ASVAB? Entonces tomar un buen curso preparatorio será tu mejor opción.

Menu